Proyecto Djehuty

Diario de excavación

< Diario 2017

10 de febrero

Iniciamos la marcha a la montaña a las siete de la mañana
Iniciamos la marcha a la montaña a las siete de la mañana.
Las vistas del valle y la montaña son impresionantes.
Las vistas del valle y la montaña son impresionantes.
En la montaña se disfruta del silencio y de la sensación de soledad.
En la montaña se disfruta del silencio y de la sensación de soledad.
Vista de la entrada a la tumba que se empezó a construir Hatshepsut cuando era reina consorte de Tutmosis II.
Vista de la entrada a la tumba que se empezó a construir Hatshepsut cuando era reina consorte de Tutmosis II.
El lugar y el momento merecen un selfy.
El lugar y el momento merecen un selfy.
La subida a la montaña desde wadi el-Gurud ha sido bastante dura y el calor apretaba bastante.
La subida a la montaña desde wadi el-Gurud ha sido bastante dura y el calor apretaba bastante.
Las vistas del valle desde lo alto compensan el esfuerzo de la subida.
Las vistas del valle desde lo alto compensan el esfuerzo de la subida.
Casas en la montaña de los artesanos que construyeron y decoraron las tumbas del Valle de los Reyes.
Casas en la montaña de los artesanos que construyeron y decoraron las tumbas del Valle de los Reyes.
Miguel Ángel fotografía el valle acompañado de Yuma.
Miguel Ángel fotografía el valle acompañado de Yuma.

Hoy nos hemos animado para subir a la montaña un grupo grande del equipo. Antes no había problema y se hacía sin más, pero ahora la policía lo tiene prohibido, por lo que hemos tenido que solicitarlo de antemano y conseguir que un guarda de la zona nos acompañara. Por un malentendido de los que son ya relativamente habituales este año, el guarda nos ha acabado dando un rodeo y nos ha hecho andar mucho más de lo esperado. Cinco horas y media subiendo y bajando laderas empinadas de pedregales, bajo un sol que ya aprieta con intensidad. Pero, al alcanzar la cima, se te olvida todo y pasas del agotamiento a la euforia y al placer de disfrutar de unas vistas únicas del valle, de sentir el aire fresco en la cara. La sensación de libertad es total.

Angie, José Miguel y David en las alturas.
Angie, José Miguel y David en las alturas.
A Joan todavía le quedaban fuerzas para hacer una paella en el jardín del Marsam.
A Joan todavía le quedaban fuerzas para hacer una paella en el jardín del Marsam.
Juanjo, un amigo, se mimetiza con Quiftauy.
Juanjo, un amigo, se mimetiza con Quiftauy.

Hemos vuelto al Marsam a la una y media de la tarde. No sé cómo, pero a Joan todavía le quedaban fuerzas y ánimos para preparar una paella de las suyas, riquísimas. Y no defraudó, esta riquísima. Y la comenzamos con cava y la rematamos con Ribera del Duero que nos han traído María José y Juanjo, dos amigos que nos visitan estos días. La sobremesa se alargó hasta caída la tarde, entre risas e historias, hasta que una luna plateada casi llena hizo su aparición entre las palmeras para despedir un gran día.