Proyecto Djehuty

Diario de excavación

< Diario 2017

19 de enero

Hoy, por fin, hemos comenzado a trabajar a las siete de la mañana, y ha sabido a gloria. Con una quincena de trabajadores, las primeras horas de la mañana la dedicamos a terminar de levantar las jaimas, que siempre lleva más tiempo de lo esperado porque siempre cuesta saber dónde va cada trozo de tela. Se echó de menos al rais Alí, que hoy no ha venido al yacimiento porque a su hermano Mohamed le han ingresado en el hospital. Luego, nos pusimos a procesar los materiales pendientes del año pasado. Entre la visita del Ministro de Antigüedades, junto con el embajador y el presidente de Unión Fenosa Gas, y el llevar al almacén del Servicio de Antigüedades y registrar más de cien objetos y otras tantas cajas de cerámica y huesos, el caso es que nos quedó pendiente una gran cantidad de cajas y canastos con materiales de la excavación.

Procesando los materiales hallados en la excavación del año pasado
Procesando los materiales hallados en la excavación del año pasado.
Cientos de pequeños fragmentos de ataúdes decorados quedaban por revisar y registrar.
Cientos de pequeños fragmentos de ataúdes decorados quedaban por revisar y registrar.
Fragmento de shabti de madera de comienzos de la dinastía XVIII o anterior.
Fragmento de shabti de madera de comienzos de la dinastía XVIII o anterior.

Pía y Suni, por su parte, estuvieron preparando los productos de restauración. Después de vaciar libres las tumbas de todos los trastos, empezamos a limpiar la tumba, pasando el aspirador por el suelo y las paredes. Mientras tanto, Nacho ha se ha puesto manos a la obra ya con la reconstrucción del cerramiento de la fachada de Djehuty. El primer paso para poder desmontar la “caseta” moderna, es montar una cancela de hierro en el vano de la fachada que da acceso al interior de la tumba, para que ésta no quede desprotegida cuando desmontemos su actual cerramiento. Para ello, Nacho ha aprovechado una puerta vieja que teníamos sin utilizar y la ha adaptado para que se ajuste a su nueva ubicación.

Pía limpia y consolida una colección de shabtis que halló David la campaña pasada.
Pía limpia y consolida una colección de shabtis que halló David la campaña pasada.
Mechón de pelo con extensiones hallado en la cámara sepulcral del pozo que excavó el mudir.
Mechón de pelo con extensiones hallado en la cámara sepulcral del pozo que excavó el mudir.
Suni aspira las paredes de la tumba de Djehuty.
Suni aspira las paredes de la tumba de Djehuty.

Por la tarde, como es jueves, la mayor parte del grupo ha cruzado el Nilo a media tarde para ir de compras a Luxor, cambiar dinero, ir a la librería Abudi a ver los libros nuevos… La libra egipcia se ha devaluado un 100%, si el año pasado un euro lo cambiábamos por unas nueve libras, hoy lo hemos cambiado a veinte. A medio o largo plazo tal vez tenga efectos positivos, pero esta devaluación tan brutal ha hecho que los precios de muchos productos se disparen todavía más de lo que ya de por sí habían subido. Muchos egipcios no dan crédito, todavía están perplejos, pues hasta las medicinas han doblado y triplicado el precio en cuestión de meses. A pesar de todo, paseando por el zoco se respiraba un ambiente de tranquilidad absoluta, y las calles y comercios estaban repletos de gente.

Saabut ayuda a Pía en la limpieza de la tumba de Djehuty.
Saabut ayuda a Pía en la limpieza de la tumba de Djehuty.
La nueva puerta temporal a punto de ser colocada en la fachada de la tumba de Djehuty.
La nueva puerta temporal a punto de ser colocada en la fachada de la tumba de Djehuty.
“Mordisquitos” un año después, igual de cariñoso y simpática que cuando era un cachorro.
“Mordisquitos” un año después, igual de cariñoso y simpática que cuando era un cachorro.