Proyecto Djehuty

Diario de excavación

< Diario 2013

28 de enero

Esta noche pasada ha estado lloviendo sin parar, a ratos con bastante intensidad, y por la mañana no ha parado. Parecía Cantabria, oliendo a humedad. Hace unos años, una noche nos calló un diluvio que causó goteras en nuestros cuartos y grandes charcos a la entrada del hotel, pero por la mañana volvió a salir el sol y todo volvió a la normalidad. Esta vez la lluvia se ha mantenido constante y ha embarrado todo. En doce años de campañas en Luxor nunca habíamos visto nada igual. El yacimiento tenía hoy un tono bien distinto al acostumbrado, los adobes más grises, la tierra más oscura. Los estratos de los cortes era lo único que se veía con más claridad. Entre el barro y que la lluvia no tenía pinta de parar, decidimos no excavar y dar día libre a los trabajadores, eso sí, con paga, por lo que se fueron todos dando gritos de alegría.

El Sector 10 pasado por agua
La colina de Dra Abu el-Naga y el Sector 10 pasado por agua.
Yuma disfruta de la lluvia
Yuma disfruta de la lluvia sin perder su estilo personal.
Nieves, Elena y algunos trabajadores se protegen de la lluvia
Nieves, Elena y algunos trabajadores se protegen de la lluvia debajo de la mesa.

Nosotros nos quedamos en el yacimiento como siempre, hasta las tres. Tuvimos que solventar algún problemilla en la jaima grande, que tenía goteras por todos lados. María José y Elena tuvieron que hacer malabares para sortear los goterones. La luz se fue al poco rato, pero por suerte hace años compramos un pequeño generador, lo que nos posibilitó poder trabajar dentro de las tumbas.

Alí delibera si trabajar o no
Alí delibera con los trabajadores si trabajar o no.
Jaima grande en crisis
El interior de la jaima grande presentaba esta mañana un aspecto de crisis.
El mudir documenta uno de los shabtis
El mudir documenta uno de los shabtis de madera hallados en el Sector 10.

Dentro de la tumba de Hery, cambiamos hoy la escalera de madera del pozo funerario por otro metálica, mucho más estable y segura, pero, sobre todo, un par de metros más larga, pues la de madera no llegaba a tocar el fondo y al final había que saltar desde el último peldaño. Cisco ya no podrá disfrutarla, pues se ha vuelto a Oxford esta mañana temprano, pero así ya está montada para continuar el trabajo en la cámara sepulcral de las momias de animales el año que viene.

Megan estudia los huesos de ave
Escalera metálica recién estrenada en el pozo de Hery, vista desde abajo del todo.
Entrada a la cámara sepulcral de Hery
Entrada a la cámara sepulcral de Hery reutilizada a mediados del siglo II a. C. para depositar momias de animales.
Pía ha acabado de limpiar y recomponer dos cerámicas
Pía ha acabado de limpiar y recomponer dos cerámicas con decoración incisa de la dinastía XVII.