Proyecto Djehuty

Diario de excavación

< Diario 2005

2 de febrero

Trabajo de campo

Un día como hoy, hace cuatro años, el Proyecto Djehuty abría oficialmente la tumba de Djehuty y comenzaba el trabajo de campo en el exterior de las tumbas, en la colina de Dra Abu el-Naga. Para celebrar el aniversario, la fortuna nos ha premiado con un bonito e importante fragmento de inscripción procedente de su tumba. La inscripción se refiere al “gran jefe de Hermópolis”, uno de los títulos principales que ostentó Djehuty en vida y que le relacionan directamente con aquella provincia del Egipto Medio, de donde muy probablemente era oriundo.

Ya estamos a punto de alcanzar el patio de la tumba de Djehuty y de la tumba intermedia. A última hora de la mañana, justo en la zona donde encontramos en la segunda campaña un sarcófago de madera intacto, con momia dentro (“la dama blanca”), ha salido a la luz un conjunto muy peculiar: un grupo de pequeñas cerámicas cubiertas con una estera. Mañana seguiremos excavándolo. Lo interesante es que tal vez tenga alguna relación con el sarcófago de hace dos años y podremos así completar la documentación del contexto de aquel hallazgo y la posterior ocupación del patio de Djehuty.

El gran jefe de Hermópolis
Fragmento de una inscripción procedente de la tumba de Djehuty, identificándole como “el gran jefe de Hermópolis”, su provincia natal, cuyo dios patrono era Tot, “Djehut(y)”, el escriba de los dioses.
Estera y cerámicas
Este conjunto tal vez esté en relación con el sarcófago de madera intacto que encontramos en la segunda campaña, en esta misma zona .
Primera limpieza
Pía limpia y consolida una de las jambas de la entrada a la tumba de Djehuty, todavía con sus colores originales en bastante buen estado.
Fotos de relieves
Aurora saca fotos a los relieves procedentes de la tumba de Hery y que hemos ido encontrando en el exterior. Las fotos permitirán dibujarlos en Madrid y comenzar la reconstrucción de las paredes.

Trabajo de gabinete

N Fathi han conseguido hoy dar el primer paso firme hacia el éxito de la operación de cerrar el agujero de la tumba de Djehuty. Su pozo entibado con planchas de metal soldadas ha tocado por uno de los lados la roca de la montaña y, por un hueco que se ha formado, han podido asomarse a una tumba. Sí, una tumba; otra tumba, excavada entre la tumba de Djehuty y la superficie de la colina. Parece ser bastante grande, aunque muy destruida, parecida a la de Nebamón que utilizamos de almacén temporal. A través de ella esperamos poder solucionar la caída de escombros en la cámara más profunda de la tumba de Djehuty.

En el pozo
Fathi y Rayah trabajan dentro del pozo, tratando de bloquear el agujero a través del cual caen escombros dentro de la tumba de Djehuty.
Juntos
Fathi, Carlos, José Miguel y el moudir posan después del trabajo para celebrar el primer éxito en el pozo.

Vida cotidiana