Proyecto Djehuty

Diario de excavación

< Diario 2005

19 de febrero

Trabajo de campo

Nada más llegar al yacimiento, comenzamos a recoger las jaimas y todo el material que todavía quedaba rodando por ahí. Mientras, Ana hacía la última revisión epigráfica a su dibujo de la inscripción del himno a Amón-Ra del vestíbulo de Djehuty.

A media mañana, vinieron a la tumba Gadafi y Mohamed Abd el-Aziz, para ver si teníamos alguna pieza susceptible de llevarse al almacén del Servicio de Antigüedades. Seleccionaron el pequeño tirador de cerámica vidriada con el cartucho de Horemheb y el grupo de cuatro ushebtis de madera pintados. Minutos después, vino el inspector encargado del almacén, Abdelrahmán. Traía consigo el “register book” de la misión española en Dra Abu el-Naga. Nos fuimos juntos para allá y registramos el depósito de las piezas. En ese momento, por casualidad, me enteré que dos de las piezas que descubrimos en la segunda campaña y que se registraron y depositaron en el almacén, dos caras de sarcófago de madera, ya no estaban en nuestros arcones. Habían sido seleccionadas para el “museo de las civilizaciones” que se construirá, “en-sha-alá”, en El Cairo, y las habían guardado en un arcón especial. Expresé mi malestar por no haber sido informado y solicité que nos las devolvieran en la campaña que viene para continuar su estudio. Todo en un ambiente muy cordial.

Abdelrahmán fue también el encargado de cerrar y sellar oficialmente la tumba de Djehuty, la de Nebamón/Baki y el pozo de la colina. Al terminar, pagamos a los trabajadores que nos habían ayudado hoy con la última recogida y nos despedimos de ellos hasta el año que viene. Después, fui al “taftish” a despedirme de Ali el-Asfar, el jefe del Servicio de Antigüedades en el West Bank. Además del “preliminary report” de la campaña que acabábamos de clausurar, le regalé una foto antigua enmarcada de la casa de Howard Carter junto a Medinet Habu, que es justo la casa de detrás del “taftish” y que están rehabilitando. El año que viene seguro que estará preciosa.

Yacimiento al comienzo de campaña
Yacimiento al comienzo de campaña.
Vista final del yacimiento
Vista final del yacimiento.

Trabajo de gabinete

El fin de campaña, como ya viene siendo habitual, lo celebramos con una comida en la cafetería del Rameseum, a base de huevos fritos, patatas fritas y cerveza fresca. Además de Alí y Alá, nos acompañó nuestro inspector Abdeen, que es un verdadero encanto de persona, siempre sonriendo, tranquilo y discreto.

Por la tarde todavía sacamos tiempo para cruzar a Luxor y asistir a la conferencia que impartía a las siete Violeta Pereira sobre el proyecto de la misión Argentina de restauración en una tumba pintada de época post-Amarna

En el Marsam nos habían preparado una tarta de despedida. Nos despedimos de Natasha, de Sayed y de todos los chicos del hotel. Han sido seis semanas estupendas y, en parte, se lo debemos a ellos.

Últimos detalles
Ana, Curro y José Manuel revisan la inscripción del himno a Amón-Ra en el vestíbulo de Djehuty.
Espera
El grupo espera en las terrazas del yacimiento al cierre oficial de las tumbas.
Despedida y cierre
La puerta de hierro de la tumba de Djehuty se cierra con un gran candado, se sella y, luego, se cubre con piedras y cemento.
Foto finish
Ya con todo recogido, el equipo del Proyecto Djehuty posa junto al yacimiento.

Vida cotidiana