Proyecto Djehuty

Campañas

campaña 2016

resumen de la campaña

Decimoquinta campaña: 12 de Enero – 20 de Febrero

INTRODUCCIÓN

Dra Abu el-Naga es el nombre moderno de la colina que se eleva sobre la orilla occidental, en el extremo norte de la necrópolis asociada a la antigua ciudad de Tebas, que se corresponde con la actual ciudad de Luxor. La misión española ha estado trabajando a los pies de la zona central de Dra Abu el-Naga desde enero de 2002, en el interior y alrededor tumbas-capilla excavadas en la roca pertenecientes a Djehuty y a Hery (TT11-12).

Hery vivió a comienzos de la dinastía XVIII, bajo el rey Ahmose, y probablemente muriera bajo su sucesor, el rey Amenhotep I. Pudo haber estado relacionado con la familia real a través de su madre, Ahmes, quien es calificada en el monumento de su hijo como "adorno(?) del rey". El único título administrativo de Hery que se menciona en su tumba-capilla es el de "supervisor de los graneros de la madre y esposa real Ahhotep". Debió de ser una posición relevante, ya que la reina Ahhotep gobernó de facto como rey durante unos veinte años. Las paredes interiores de su monumento funerario fueron completamente decoradas en relieve de muy alta calidad, siendo una de las pocas tumbas-capilla decoradas que se conserva de este período, ca. 1510 a. C.

Djehuty vivió unos cincuenta años más tarde, ca.> 1460 a. C. En la cima de su carrera administrativa como escriba, actuó como "supervisor del Tesoro" y "supervisor de los trabajos" realizados por los artesanos y trabajadores del metal de la reina Hatshepsut, quien también ejerció de rey del Alto y Bajo Egipto por casi el mismo lapso de tiempo que Ahhotep. Djehuty fue también "supervisor del ganado de Amón," cargo que le vincula con el gran templo de Amón en Karnak, el cual se levanta justo en frente, al otro lado del Nilo. Las paredes de su tumba-capilla fueron decoradas en relieve, incluso la fachada y parte de la pared lateral izquierda del patio abierto. Su cámara funeraria también está escrita en su totalidad, con pasajes del Libro de la Salida al Día.

"SECTOR 10", AL SUROESTE DE PATIO DE ENTRADA DE LA TUMBA DE DJEHUTY (TT 11)

Excavando al suroeste del patio abierto que da entrada al interior de la tumba-capilla de Djehuty, han sido descubiertos en los últimos cinco años varios enterramientos de una época anterior, en su mayoría datados en la dinastía XVII (ca. 1600 a. C.). Entre ellos, (a) dos ataúdes infantiles tendidos en el suelo de costado, sin protección y sin ningún tipo de ajuar funerario; (B) la capilla de ofrendas y el pozo funerario del príncipe Intefmose; (C) la capilla de ofrendas y el pozo funerario del “hijo real” Ahmose; (D) un tercer pozo que probablemente perteneciera a un "hijo del rey del Alto y Bajo Egipto" que permanece en el anonimato; (E) un ataúd tipo rishi, bien conservado, de un hombre llamado Neb, re-enterrado en un cuarto pozo; (F) un enorme depósito votivo de cerámica de finales del la dianstía XVII y comienzos de la XVIII.

Detrás de la capilla de ofrendas construida con adobes y perteneciente al príncipe Intefmose, cerca de su esquina noreste, se descubrieron esta campaña dos pozos funerarios muy cercanos entre sí y dispuestos en paralelo. El más próximo a la capilla, identificado como UE 113, tiene unas dimensiones de 2,40 x 0,80 m. La boca del pozo está cortada directamente en la roca, sin ningún tipo de brocal construido con adobes, como ocurre en otros pozos similares y de la misma época. La entrada al pozo estaba parcialmente tapada por la pared lateral de adobe de una tumba cercana excavada en la roca, probablemente construida a finales de la dinastía XVIII o XIX. El pozo tiene una profundidad de 5,30 m. Al contrario de lo que cabría esperar, la cámara funeraria se abre en el extremo oriental, y por tanto queda debajo de la esquina noreste de la capilla de Intefmose. Parece que esto era en realidad el objetivo de su propietario. La cámara funeraria quedó sin pulir, y mide 2,80 x 1 m y 0,80 m de altura. Al fondo, el suelo se rompe y comunica con un túnel inclinado de casi 3 m de longitud, hecho por los ladrones antiguos y que alcanza la cámara funeraria de Intefmose, situada casi 1 m más profunda y por debajo de la esquina suroeste de la capilla.

La cámara funeraria de Intefmose, el túnel de los ladrones y la cámara funeraria del nuevo pozo UE 113 se excavaron en la campaña de 2013. Entonces, tres maquetas de momias, una envuelta en nueve vendas de lino y las otras depositadas dentro de dos sarcófagos de barro, se encontraron distribuidas de tal manera que quedaba claro que pertenecían a la nueva cámara funeraria situada a mayor altura. Las tres figurillas y los dos sarcófagos fueron inscritos con el nombre y los títulos de "el portavoz de Nekhen, el dignatario, Ahhotep", con el signo de la luna escrito hacia arriba. Así, tenemos ahora el nombre del propietario del pozo funerario, su rango social, y una fecha aproximada de su muerte: la última fase del reinado de Ahmose. Lo que no estamos en disposición de saber es su posible relación con el príncipe Intefmose, que debió haber vivido y muerto algunos años antes.

En la parte inferior del pozo UE 113, se encontraron en 2016 una serie de pequeños fragmentos de piedra caliza inscritos, mostrando al rey Nebhepetra (Montuhotep) realizando una ofrenda al dios Ptah, y el rey Kheperkara (Sesostris I) quemando incienso delante del dios Anubis. También se halló un pequeño fragmento de piedra arenisca que conservaba el principio del cartucho real del rey Sobekemsaf, supuesto padre de Intefmose de acuerdo con un shabti de caliza de grandes dimensiones conservado en el Museo Británico (EA 13329).

El nombre de Intefmose aparece en varios otros fragmentos de piedra caliza que fueron inscritos. Algunos de ellos forman la parte superior de un obelisco(?), cuya parte inferior se halló al fondo del pozo delante de la capilla de adobe (UE 1005). Juntos los fragmentos alcanzan una altura de 1,20 m, y si realmente fue un obelisco habría tenido por encima de un metro y medio de altura, incluyendo la punta. El obelisco habría estado levantado en la entrada de la capilla de ofrendas, actuando como un mojón y estela conmemorativa. Dos de sus lados están inscritos con un texto vertical enmarcado de 11,6 cm de anchura. Uno de los dos lados inscritos está coronado por dos figuras masculinas enfrentadas que caminan una hacia la otra. A la figura de la izquierda le sigue una tercera representada en el lado no inscrito a la izquierda. El texto es una fórmula de ofrenda con los signos dispuestos de derecha a izquierda: "Una prerrogativa que el rey otorga, y Osiris, señor de Busiris, que le concede una ofrenda de pan y cerveza, aves y carne de res, y lino para el ka del hijo del rey Intefmose, justificado".

El otro lado inscrito del obelisco, también tiene los signos dispuestos de derecha a izquierda, pero carece de motivo figurativo en la parte superior. En su lugar, en la parte inferior se ha tallado a gran escala una figura masculina apoyada en un bastón. El texto comienza a mitad de una frase, lo que puede indicar que la pieza de caliza debió tener mayor altura que la que se podría deducir del otro lado inscrito y decorado. Tal vez se tratara de una jamba de una puerta retallada y reutilizada como obelisco, ya que en esta segunda inscripción se menciona a un segundo personaje con una relación desconocida con Intefmose. El texto que se conserva es el final de un deseo para la otra vida: "[...(y que tú)] existas como un espíritu vivo, saliendo por el día de la necrópolis, para el ka del heraldo(?) Dedu(?)-Neferhotep".

Otros fragmentos son parte de otro objeto que incluye dos columnas de texto enfrentadas, con los signos escritos en direcciones opuestas. No está claro lo que habría entre las dos columnas, y por lo tanto lo que pudiera haber sido la estructura sobre la que se talló el texto. Tampoco está claro cómo conectan los dos textos: " (1)[...] el estanque de Amón-Ra, señor de los tronos de las Dos Tierras, cuando cruza [el cielo...] (2)[... (Nombre Personal)], justificado. El hijo del rey Intef[mose] le ha llevado [...]"

Por último, parte de una caja de madera para guardar vasos canopos se encontró a la entrada de la cámara sepulcral, entre restos humanos desmembrados y dispersos. La fórmula, que enmarca la figura chacal del dios Anubis "señor de la tierra santa", menciona a los cuatro hijos de Horus y al "hijo del rey Intefmose".

Estas tres nuevas inscripciones de príncipe Intefmose y la identificación de su tumba constituyen un descubrimiento relevante. Era el hijo del rey Sobekemsaf y, por tanto, hermano de los dos siguientes reyes llamados Intef (Nubkheperra Intef y Sekhemra Wepmaat Intef). Los tres se construyeron un pirámide de adobe coronando sus respectivas tumbas-capilla en esta misma zona de Dra Abu el-Naga. Así, todo parece indicar que este área de Dra Abu el-Naga debió albergar el cementerio de la familia real en estos años de la dinastía XVII.

El pozo funerario contiguo es el denominado UE 114. Tiene unas dimensiones de 2,55 x 1 m. El brocal conserva tres hileras de adobes, que descienden 40 cm. Hemos excavado 6,5 m de profundidad y no hemos alcanzado todavía el fondo del pozo. A una profundidad de 1,30 m se localizó un bloque perteneciente a la Apertura de la Boca de la tumba-capilla de Djehuty (TT 11), y se colocó de nuevo en su ubicación original en la pared derecha del pasillo. A una profundidad de 3,75/3,60 m los dinteles de dos cámaras sepulcrales salieron a la luz en los extremos oeste y este. La cámara occidental es de 2,50 x 1,05 m y 0,90 m de altura. Estaba llena de escombros casi hasta el techo, cubiertos por una fina capa de polvo blanquecino. La cámara fue robada en época antigua, pero aún así se encontró un tintero, una vasito de calcita para kohl y un cuenco pequeño y plano de piedra verde/azul con un pico vertedor, que pudieron haber pertenecido al primer individuo aquí enterrado, durante la dinastía XVII.

La cámara oriental mide 1,60 x 2,00 m y 0,80 m de altura. Tenía menos escombros que la otra cámara, acumulados al fondo del todo junto con fragmentos de madera de muebles y de un instrumento musical. También se halló una cara de madera de ataúd, probablemente de tipo rishi, junto con un gran recipiente de cerámica completo, y plato decorado a topos blancos, típico de la dinastía XVII y principios de la XVIII.

A 1,30 m por debajo de la entrada a la cámara occidental, salió a la luz el dintel de una tercera cámara, la cual se dejó sin excavar, lista para la próxima campaña.

Un tercer pozo funerario, etiquetado como UE 165, fue excavado en esta campaña. Se encuentra justo enfrente y alineado con la gran capilla de adobe que excavamos en la anterior campaña (UE 160), y que probablemente data de la dinastía XVII o principios de la XVIII. A cuatro metros y medio hacia el este, el brocal el pozo mide 3,64 x 2,31 m, y el hueco es de 2.75 x 1.20 m, ligeramente más grande que el promedio. Está construido con adobes de un tamaño medio de 36 x 19 x 10 cm. El pozo alcanza una profundidad de 5,40 m, y una cámara funeraria se abre en el extremo occidental. Está muy bien cortada y escuadrada. También es más grande que el promedio, pues mide 8,80 m. de largo. La altura oscila entre 1,75 y 1,65 m, y la anchura entre 1,60 y 1,35 m.

La cámara funeraria se dividió en dos partes. La primera cosiste en un pasillo ligeramente descendente, de 5,70 x 1,60 m y 1,68/1,75 m de altura. Termina en una pared de cierre con adobes. Los adobes son más pesados y más grandes de lo habitual: 40 x 17 x 12 cm (compárese con los adobes con el sello del escriba Nebamún que se encuentran en esta misma cámara y que tienen un tamaño medio de 29 x 15 x 9 cm). La pared de cierre estaba rota y perdida, a excepción de un adobe todavía in situ y huellas en las paredes y en el techo.

La segunda parte es la cámara más interna, de 3.10 x 1.35/2.00 m y 1,65/1,70 m de altura. En el centro de la cámara, el suelo tiene un hueco de 2,20 x 1,04 y 2 m de profundidad, tallado con la intención de acoger el ataúd del primer ocupante de la tumba.

El tamaño y planta de la capilla de adobes, del pozo y de la cámara sepulcral dejan claro que la tumba debió pertenecer a un individuo relevante de finales de la dinastía XVII y/o principios de la XVIII. Sin embargo, muy poco se ha conservado de su propietario original, puesto que la cámara se limpió a fondo y fue reutilizada repetidas veces. Sólo un fragmento de cerámica de arcilla margosa con el nombre de Ahmose inscrito pudiera servir de indicio sobre la identidad de su constructor.

La tumba fue reutilizada durante las dinastías XXI y XXII por seis individuos probablemente, quienes luego fueron saqueados de forma violenta, sus ataúdes de cartonaje rotos en pedazos y sus momias desmembradas, partidas y esparcidas por la cámara. Se encontraron cinco cabezas momificadas y dos cráneos. Junto con cientos de fragmentos de cartonaje pintados, había cinco caras de ataúdes: dos talladas en madera, 3 de cartonaje pintado de rojo, y una pintada de negro.

Coincidiendo con los restos humanos, en la excavación de la cámara se encontraron seis tipos diferentes de shabtis. De uno de ellos, hecho de barro cocido y pintado en azul/verde, se encontraron 55 shabtis, todos rotos intencionadamente por la mitad, y con una inscripción mencionando al escriba llamado Pa-di-iset. A este individuo también se le menciona en un fragmento de cartonaje que informa que estaba casado con una mujer llamada Djed-iset-is-ankh. 21 de sus shabtis, de fayenza azul, fueron encontrados, incluyendo 2 tipo rais. También se encontraron 105 shabtis de fayenza azul de un tipo diferente, más altos, con los rasgos bien marcados y sin inscripción, entre ellos 6 rais. Además, se hallaron shabtis barro pintados en azul/verde similares a los de Pa-di-iset, pero esta vez todos conservados completos: 34 pertenecen a un tal Iry, y 7 a Nes-pa-ka-ef. No se encontró ningún rais entre ellos. Por último, recuperamos 310 pequeños shabtis tipo “dedo”, blanquecinos, entre ellos 70 rais.

En el transcurso de la excavación, se encontraron un gran número de fragmentos de lino de diversos tipos. Algunos de ellos son parte de un lino con la inscripción del Libro de la Salida al Día escrito con tinta negra y el texto en columnas verticales. Junto al texto se dibujó a un ojo-udjat a mayor escala. Se ha podido identificar el Capítulo 64.

En la parte inferior de la cavidad que fue excavada en el suelo de la cámara sepulcral para encajar dentro el ataúd, se encontraron algunos fragmentos de papiro con el Libro de la Salida al Día. Parte de una viñeta representa al dios Ra-Horakhty con cabeza de halcón coronada por el disco solar, sentado sobre un trono.

Se encontraron cuatro figuras realizadas en cera de los "cuatro hijos de Horus", de unos 8 cm de altura. También se encontraron fragmentos de un vaso canopo de caliza, pero se recuperó sólo la tapa de uno de ellos con la forma de cabeza humana.

Probablemente relacionadas con la reutilización de la tumba en la dinastías XXI y XXII son dos cámaras funerarias secundarias excavadas en la roca, de dimensiones justas para depositar dentro un ataúd. Una de ellas está situada al fondo del pozo, con la entrada en la pared lateral norte y una disposición perpendicular al propio pozo. Mide 2.10 x 1.40 m y 0,85 m de altura. Su entrada es solamente de 0,75 m de anchura. Estaba llena de arena y piedras, y no se encontró ningún material significativo dentro para determinar su fecha y primer propietario.

El otro entierro secundario se encuentra dentro de la cámara sepulcral, en lo que puede considerarse como la "antecámara", en la pared derecha a 3,70 m de la entrada. La apertura se encuentra a 0,73 m por encima del suelo. La talla es bastante tosca, y mide 2,20 x 0,65 m y 0,70 de altura. Su planta no es perpendicular a la tumba principal, sino que se inclina hacia la entrada. El interior fue encontrado prácticamente vacío.

Por encima de la tumba-capilla de Djehuty (TT 11), se excavaron los restos que colmataban la parte interior de la tumba-capilla (UE 198) que rompe parte del techo de la cámara más interna de Djehuty. Probablemente debido a este error de cálculo en la ubicación y construcción del monumento su diseño es poco ortodoxo: en lugar de una segunda sala alineada con la primera, se abrió un cuarto lateral a la izquierda de la sala de entrada, que mide 2,56 x 2,35 m, y sólo 0,90 de altura. Las paredes y el techo están ennegrecidas por acción del fuego. El cuarto contiguo tiene un pozo funerario de 1,60 x 1,10 m, que data probablemente del Tercer Período Intermedio o Época Saíta. El pozo tiene solamente 1,87 m de profundidad, y parte de él está ocupado por una escalera de adobes similar a la documentada en el hueco que se abre en la sala más interna de la tumba -399-, entre Djehuty y Hery. Las dos escaleras datan del periodo Ptolemaico, aproximadamente en el siglo II a. C., y están relacionadas con la deposición de momias de animales. Al fondo del pozo hay dos cámaras funerarias, orientadas sur(este)–norte(oeste), las cuales se utilizaron para almacenar fundamentalmente momias de aves, sobre todo ibis y halcones. Estas dos cámaras no han sido excavadas en esta campaña.

A la entrada de la tumba-capilla, al pie de las escaleras excavadas en la roca, se hallaron dos figurillas femeninas de barro pintadas (20 x 3,80 cm y 15,5 x 3 cm) y una cama (20 x 6,40 x 3,60 cm) rota en pedazos, pero casi completa. Dentro de la tumba-capilla fueron recuperados un gran número de fragmentos de shabtis de fayenza azul inscritos con el nombre Muthotep.

La tumba-capilla de Djehuty-nefer (UE 201) fue redescubierta la campaña pasada por encima de la tumba-capilla de Djehuty (TT 11). La entrada tiene 1,10 m de ancho, y el corredor central una anchura de 3.07 m. Un metro y medio dentro de la tumba-capilla, la pared de la derecha tiene una entrada a una pequeña sala lateral. Caminando 3 m hacia adentro, hay un agujero en el techo a través del cual caen escombros. Comenzamos a excavar el interior, pero pronto nos dimos por vencidos, teniendo en cuenta la cantidad de escombros que teníamos que trasladar, y que la decoración de la pared había desaparecido por completo. La tumba-capilla se había reutilizado en varias ocasiones, alterando la estructura original, y numerosas hogueras debieron haberse encendido dentro. Parecía difícil reconstruir el diseño original del monumento, ya que éste conecta con otras tumbas y galerías.

Se halló un adobe, 32 x 17,5 x 12,5 cm, con la impronta de un sello, 11 x 4,9 cm, bien conservado, pero no completo. El sello identifica al propietario del monumento como “el escriba real Djehuty-nefer, justificado”.

En la zona sur del Sector 10, se excavó el patio de una tumba excavada en la roca de finales de la dinastía XVIII o principios de la XIX (UE 1030). El patio tiene 8,80 m de largo y 6,80 m de ancho. El área fue utilizada en época Ptolemaica como hogar, incluyendo un horno de pan y utensilios de cocina. En este nivel, se encontró una estela de la dinastía XXII bien conservada. En el luneto se representa una figura sentada del "Osiris, señor de la vida" acompañado de los "cuatro hijos de Horus". La estela se dedica al "ka del escriba Pasherienaset, [su padre Osor] kon y su madre Nauperdjamaau," probablemente de origen libio.

Fragmentos de un bol de fayenza azul, con el cartucho real de Osorkon III y motivos decorativos en negro, se encontraron por toda la zona. Dos tapas canopos de piedra caliza, una con una cabeza humana y el otro con una cabeza de halcón, también fueron encontradas. Por otra parte, delicados fragmentos de un papiro con el Libro de la Salida al Día, que probablemente data de la dinastía XXII, fueron recuperados. La epigrafista ha identificado hasta el momento los capítulos 110 y 149 (columnas 1 y 2), conservándose parcialmente las viñetas.

Un nivel de adobes caídos salió a la luz justo por debajo. Más de cincuenta de ellos llevan el sello de Tu-tu-ya conservado parcialmente. Sólo un par de metros hacia el noreste se hallaron unos veinte fragmentos de shabtis de barro cocido y pintado con la inscripción "del supervisor del ganado de Amón, Tu-tu-ya".

En la zona sur del Sector 10, el área excavada se ha extendido 8 metros al sureste de la tumba tallada en la roca y datada en la dinastía XIII y 16 metros de ancho. En el primer metro y medio de terreno excavado estaba formado por una capa de escombro moderno. Un cúmulo de bloques de piedra caliza salió a la luz a una profundidad de dos metros por debajo del suelo moderno. Lo más destacado de esta unidad fue una alineación de bloques de caliza que terminaba en dos paredes de adobe de medio metro de longitud, en el extremo norte del sector. Otros cúmulos de piedras fueron saliendo cerca de la pared limítrofe del patio. Probablemente éstos debieron estar relacionados y y se utilizaron como base de la pared.

En cuanto a los objetos hallados, cabe mencionar un fragmento relieve de piedra caliza con el cartucho real de la reina Ahmes-Nefertari y otro en el que aparece el epítieto "la señora de las Dos Tierras". Un recipiente cerámico completo del Reino Nuevo fue encontrado debajo de uno de los túmulos de bloques de caliza. Un ataúd de madera pintado de blanco se descubrió justo en frente de la tumba de la dinastía XIII excavada en la roca. Junto se encontraba un carnero momificado. Los dos parecen haber sido arrojados por saqueadores. Ambos pueden fecharse en la dinastía XVII, lo que le convierte en el carnero momificado más antiguo atestiguado hasta la fecha, ya que los especímenes conocidos son mucho más tardíos.

La documentación de ibis y momias de halcones depositados en las cámaras sepulcrales de los pozos funerarios situados en la sala más interna de las tumbas-capilla TT 12 (Hery) y -399- continuó durante esta campaña. Justo en el medio del pasillo central de la tumba -399-, que se encuentra entre la de Djehuty y Hery hay un agujero en el suelo con una escalera que desciende al pozo que se abre en la sala más interna. El pozo tiene dos cámaras funerarias que se comunican con las de la tumba de Hery. La cámara norte/oeste de Hery estaba llena de momias de animales envueltas en paquetes de lino. Estimamos que debe haber por encima de 1.000 momias dentro de la cámara. El suelo de la cámara al sur/este estaba cubierto por una capa de 30 cm de huesecillos de animales. Se han identificado más de veinte especies diferentes de aves rapaces. Dos impresiones de dos sellos distintos se han encontrado entre las momias. Una de ellas muestra un busto de perfil de la diosa Isis griega sobre una luna creciente y acompañada por dos estrellas de seis puntas. La otra impronta menciona a un sacerdote de Min en Karnak llamado Peteminis hijo de Pinhyris, y a un escriba llamado Chesthotes hijo de Horos.

Una selección de restos humanos y de momias de animales fue radiografiada, bajo la supervisión de la Inspectora del SCA Ghada Al-Khafif.

La información arqueológica se complementa con un gran número de grafitis demóticos escritos en las paredes de las tumbas-capilla de Djehuty y de Hery (TT 11-12), mencionando el nombre de los sacerdotes que estuvieron involucrados en el depósito de momias de animales en siglo II a. C. Los grafitis se han copiado, traducido y estudiado por especialistas en demótico.

La restauración de las tumbas-capilla de Djehuty (TT 11) y Hery (TT 12) continuó. La limpieza, consolidación y restauración de las paredes de la TT 11 ha avanzado, prestando especial atención a la parte izquierda de la sala transversal. La capa de barro se retiró cuidadosamente de la superficie, usando medios mecánicos y un vibro incisor de ultrasonido. Las escenas ahora visibles muestran a Djehuty en calidad de supervisor del Tesoro de Hatshepsut. Los productos exóticos y especias traídos de Punt (en el cuerno de Áfica, probablemente Eritrea y Yemen) están siendo transportados y registrados en su presencia. Junto a la fachada del monumento, uno de los nichos que albergó en su día una estatua de Djehuty y que fue rota en época antigua, fue cerrado con ladrillos y restaurado.

La restauración de la tumba-capilla de Hery comenzó la campaña pasada y ha continuado en 2016. Las grietas se rellenaron con mortero y media docena de piezas se colocaron de nuevo en su posición original en la pared.

Un epigrafista especializado en corpus funerarios ha estado uniendo los fragmentos de estuco con restos de texto escrito en jeroglífico cursivo, y que fueron hallados caídos sobre el suelo dentro de la cámara sepulcral de Djehuty. Nuevos capítulos del Libro de la Salida al Día de Djehuty han sido identificados, y ahora teniendo una mejor idea de cómo era inicialmente la cámara funeraria.

Los objetos que se han encontrado en el curso de la excavación han sido cuidadosamente limpiados, consolidados (cuando era necesario), envueltos en papel libre de ácido y almacenados de forma segura.

AGRADECIMIENTOS

El Ministerio de Antigüedades de Egipto (MSA) ha colaborado y nos ha ayudado en todos los sentidos, por lo que le estamos muy agradecidos al Ministro, Dr. Mamdouh Eldamati, y Hani Abo El-Azm, Secretario del Comité Permanente y Relaciones con las Misiones Extranjeras. En Luxor, como ha ocurrido todos los años, las autoridades responsables del Consejo Superior de Antigüedades (SCA) han sido de gran ayuda, en particular, Sultan Eid, Director General de Antigüedades del Alto Egipto; y Taalat Abdel-Azziz, Director del Departamento de Antigüedades en el West Bank.

Durante esta campaña hemos tenido como Inspector del SCA a Abd El Ghany Taher, el cual ha sido una inmensa ayuda en todo momento. Es, desde nuestro punto de vista, el modelo de lo que un inspector debe ser, mostrando un gran interés por todos los trabajos que se desarrollaban, y muy atento a todo lo que acontecía en el yacimiento. Es un inspector muy responsable y cuidadoso en su trabajo.

El rais Ali Farouk El-Quiftauy, al igual que en años anteriores, ha jugado un papel importante en el éxito de nuestro trabajo. Organizando a los obreros perfectamente bien, con una gran sensibilidad con la arqueología, la conservación de los objetos encontrados y las estructuras desenterradas.

Hemos empleado alrededor de 120 trabajadores. Todos ellos han trabajado muy duro y con gran cuidado, y estamos más que satisfechos con su trabajo.

Tres restauradores egipcios se han unido al equipo en esta campaña: Hasan Yuma, Mohamed Mahmoud Mohamed y Mohamed Ahmed Salam. Son excelentes profesionales, y han trabajado con gran eficiencia y mucho cuidado. Se han dedicado a la limpieza de las paredes de la sala transversal de la tumba-capilla de Djehuty (TT 11), retirando cuidadosamente el barro de la superficie, rellenando las grietas, y consolidando las zonas a punto de desprenderse.

La campaña ha sido patrocinada por Unión Fenosa Gas (UFG), una compañía de gas española-italiana cuya actividad principal se encuentra en Damieta, y por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

EQUIPO

Director: Dr. José M. Galán

Director General de Antigüedades del Alto Egipto: Dr. Sultan Eid

Director General de Antigüedades de Luxor: Mustafa Wasiri

Director General de Antigüedades del West Bank: Taalat Abdel-Azziz

Inspector: Abd El Ghany Taher

Rais: Ali Farouk el-Qiftauy

Equipo de investigación:

Dr. José M. Serrano (Egiptólogo, arqueólogo)

Dra. Salima Ikram (Egiptóloga, estudio de momias)

Dra. Lucía Díaz Iglesias (Egiptóloga, epigrafista)

Dr. Francisco Borrego (Egiptólogo, arqueólogo)

Dr. Francisco Bosch (Egiptólogo, arqueólogo)

Dra. Christina Di Cerbo (Egiptóloga, epigrafista, Demótico)

Kristian Brink (Egiptólogo, arqueólogo)

Gudelia García (Egiptóloga, arqueólogo)

David García (Egiptólogo, arqueólogo)

Elena de Gregorio (Egiptóloga, cerámista)

Zulema Barahona (Egiptóloga, cerámista)

Roxie Walker (Antropóloga física)

Megan Spitzer (Antropóloga física)

Pía Rodriguez (Conservadora, restauradora)

Asunción Rivera (Conservadora, restauradora)

Carlos Cabrera (Arquitecto)

Juan Ivars (Arquitecto)

Ignacio Forcadell (Arquitecto)

José Latova (Fotografo)

Javier Trueba (Fotografo)