Proyecto Djehuty

Campañas

campaña 2006

Excavación, restauración y publicación de las tumbas de Djehuty y Hery en Dra Abu el-Naga, Luxor (Egipto)
Quinta campaña: 17 de Enero – 25 de Febrero

Introducción

El objetivo de la excavación llevada a cabo en el exterior de las tumbas TT 11-12 era despejar los patios de las tumbas. Durante los trabajos hemos encontrado numerosos objetos que formaron parte de ajuares funerarios de diferentes períodos, desde la dinastía XVII en adelante, dispersos por toda el área y en un estado de conservación delicado. Entre estos objetos, y a lo largo de las cinco campañas llevadas a cabo, hemos hallado 1.200 fragmentos de inscripciones y escenas en relieve. De entre ellos, unos 900 pertenecen a distintas paredes del interior de la tumba de Djehuty (unos signos están coloreados en amarillo, otros en azul y otros en rojo), y unos 150 fragmentos provienen del pasillo de la tumba de Hery. Estos hallazgos son de gran importancia para los futuros trabajos de restauración en las tumbas.

Plano general de las tumbas
Plano general de las tumbas
Vista aérea del patio de Djehuty (TT 11)
Vista aérea del patio de Djehuty (TT 11)
Detalle de los relieves que decoran la cámara interior de la tumba de Djehuty
Detalle de los relieves que decoran la cámara interior de la tumba de Djehuty

En la quinta campaña ha salido finalmente a la luz la entrada al patio de la tumba de Djehuty. Así, conocemos ahora sus dimensiones y características. La fachada de la tumba mide 7,60 m., pero la anchura del patio a la entrada se reduce ligeramente a 6,36 m. La longitud del patio es excepcionalmente larga: 34 m. Ningún patio contemporáneo alcanza esa longitud, pues el más largo que se conocía hasta ahora, el de la tumba de Rekhmira (TT 100), mide 19 m. según la documentación hoy disponible. Los muretes de ambos lados de la entrada al patio, es decir, los “pilonos”, fueron construidos exclusivamente con adobes y tienen una altura máxima de 0,68 m. Aunque es difícil estimar la altura que habrían tenido en su momento, no parece que hubieran sido muy altos, puesto que en esa zona no hallamos una cantidad significativa de adobes caídos por el suelo (como sí ocurre en la parte central del patio). Cada uno de los pilonos mide 0,85 m. de grosor y 1,80 m. de longitud, dejando libre una entrada al patio de 2,70 m. de amplitud. Parece ser que el patio estaba ligeramente más elevado que la “calle” de fuera, por lo que para entrar había que subir un pequeño escalón.

Excavación de un enterramiento posterior en el patio de Djehuty
Excavación de un enterramiento posterior en el patio de Djehuty
Papiro mágico de la dinastía XXI
Papiro mágico de la dinastía XXI hallado en la campaña anterior entre los adobes caídos del patio de Djehuty y desdoblado este año
Sección del pozo funerario de la tumba intermedia (-399-)
Sección del pozo funerario de la tumba intermedia (-399-)

El suelo del patio fue tallado con esmero en la roca de la colina. Sin embargo, a unos 12 m. de distancia de la fachada, la roca continúa su línea descendente por debajo del suelo del patio. A partir de aquí hacia la entrada, el suelo se rellenó y niveló con lascas de piedra caliza, y luego se recubrió con una capa de tierra muy apelmazada (“dakka”). En algunas zonas junto a los muros laterales, el suelo conserva todavía restos de mortero enlucido similar al que recubre también los muros.

Rostro de uno de los ataúdes de madera pintada hallados al fondo del pozo
Rostro de uno de los ataúdes de madera pintada hallados al fondo del pozo
Dibujo de la decoración de los pies de uno de los ataúdes
Dibujo de la decoración de los pies de uno de los ataúdes
Dos de las cuatro tapas de vasos canopos de cerámica pintada hallados en una de las cámaras del pozo
Dos de las cuatro tapas de vasos canopos de cerámica pintada hallados en una de las cámaras del pozo
Juego del 'senet' hallado en el pozo
Juego del 'senet' hallado en el pozo