Proyecto Djehuty

Campañas

campaña 2005

resumen de la campaña

Cuarta campaña: 10 de Enero – 19 de Febrero

Director de la excavación: Dr. José M. Galán

Director General de Antigüedades en el Alto Egipto: Dr. Holeil Ghali

Director General de Antigüedades del West Bank: Ali El-Asfar

Inspector de excavación: Abdeen Ahmed Mahfoud

Capataz ("rais"): Ali Farouk

Equipo:

Dr. José Miguel Serrano (egiptólogo; arqueología)
Gemma Menéndez (egiptóloga; arqueología)
Margarita Conde (egiptóloga; arqueología)
Francisco Borrego (egiptólogo; arqueología)
Dr. José M. Parra (egiptólogo; arqueología)
Ana de Diego (egiptóloga; fotografía y epigrafía)
Dr. María J. López (egiptóloga; cerámica)
Pía Rodríguez (restauradora y conservadora)
Carlos Cabrera (arquitecto)
Juan Ivars (arquitecto)

Patrocinador:
Telefónica Móviles
Fundación Caja Madrid

Colaboradores:
Fundación telefónica
Asociación Española de Egiptología
Consejo Superior de Investigaciones Científicas

TRABAJO ARQUEOLÓGICO EN EL EXTERIOR DE LAS TUMBAS

Djehuty fue un alto funcionario bajo el gobierno de la reina Hatshepsut. Como “Supervisor de los trabajos” fue responsable de la dirección de los trabajadores y artistas encargados de la decoración de las capillas y templos de toda Tebas. Como “Supervisor del Tesoro” registró y contabilizó, entre otras cosas, las maravillas que fueron traídas de Punt.

Hery vivió unos cincuenta años antes. Su título principal fue “Supervisor de los graneros de la madre del rey y esposa real Ahhotep”. Debió estar vinculado a la familia real, y probablemente murió bajo Amenhotep I. Las paredes de su tumba (al menos aquellas del pasillo central) fueron decoradas con relieves de gran calidad.

Como en campañas anteriores, el trabajo arqueológico se ha centrado en el exterior de las tumbas, en la limpieza de los patios de entrada. Hemos dividido el área en cuadrículas y hemos empleado una estación total para localizar horizontal y verticalmente todos los hallazgos.

Uno de los objetivos de la presente campaña era descubrir y despejar por completo el acceso al patio abierto de Djehuty (TT 11) . Sus paredes laterales están talladas en la roca de la ladera de la montaña y siguen su inclinación descendente. Por encima de la roca, hileras de adobes completan los muros. En un principio, asumimos que su entrada debía estar localizada en el punto donde la pendiente descendente llegaba a la roca madre, pero éste no fue el caso. Pese a haber despejado 10 m . más del patio, no hemos llegado aún a su entrada original porque las paredes laterales se prolongan artificialmente con sillares de piedra rematados con adobes. La altura de los muros de adobes, a unos 20,70 m . de la fachada de la tumba, es notable: 2,91 m . Tanto en la roca tallada como en los adobes que conforman estos muros laterales aún quedan restos del mortero que una vez los cubrió. El año que viene continuaremos limpiando la colina artificial que se levanta frente a la fachada para poder determinar la ubicación exacta de la entrada del patio de Djehuty.

El patio de la tumba de Hery (TT 12) es más pequeño: 4,50 m . de largo. El muro medianero entre las tumbas de Hery y -399- (tumba excavada a los pies de la ladera de la montaña, entre la TT11 y la TT12) , fue destruido en una fecha incierta. Nuestra hipótesis actual es que Hery lo derrumbó para ganar espacio en su patio para el pozo funerario, que está excavado en su lado oeste, junto al patio de la tumba -399-. Esta posibilidad implica que la -399- es más antigua que la tumba de Hery.

El suelo del patio de Hery está excavado a mayor profundidad que el de la -399-, unos 65 cm . más bajo. Frente a la entrada de la tumba hay un pozo, de 2,15 x 1 m y 65 cm . de profundidad, en cuyo interior sólo había un gran bol de cerámica de la dinastía XVIII. El pozo funerario mide 2,20 m . de largo y 90 cm . de ancho. Parece ser que fue reutilizado posteriormente ya que sus paredes fueron elevadas mediante escombros compactados e hiladas de adobes. A 1,60 m . de profundidad se abre un pequeño nicho ( 1,85 m . de largo, 1 m . de ancho y 80 cm . de alto) excavado en el lado este. Allí hallamos únicamente una jarra de cerveza hecha pedazos, pero que pudimos recomponer casi totalmente. A 4,50 m . de profundidad, dos cámaras, de aproximadamente 1,50 m . de largo, fueron excavadas en los lados norte y sur. A esta altura decidimos tapar el pozo y posponer su excavación para la próxima campaña.

El patio de Hery ha resultado ser un área bastante compleja, con varias estructuras de adobes superpuestas unas a otras. La mayoría de ellas son modernas, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Sin embargo, hemos hallado dentro de ellas fragmentos muy interesantes de cerámica pintada de la dinastía XVIII y adobes con improntas pertenecientes a “El escriba Nebamun” y a “El supervisor del ganado de Amón, Tu-tu-ia”.

Al sur del patio de Hery hay un muro de adobe, con forma cuadrangular y que tiene una abertura de entrada en el lado oeste ( 2,50 m . de largo, 0,40 m . de ancho y 1,10 m . de alto) . Se trata de la superestructura de una tumba excavada en el gebel, unos 2 m . por debajo del nivel del suelo. Decidimos cerrar su entrada y posponer su investigación para el futuro. El material hallado en el exterior, principalmente cerámica y una tapa de vaso canopo, fecha la tumba hacia finales de la dinastía XVIII.

En la excavación del exterior de las tumbas hemos hallado 142 conos funerarios con improntas legibles. Hemos descubierto estuco pintado procedente de tumbas cercanas, fragmentos de cartonaje y sarcófagos de madera pintada, así como gran número de relieves, entre los que destacan por su importancia para nuestro proyecto aquellos procedentes de las tumbas de Djehuty y Hery.

El área enfrente de las tumbas fue reutilizada en períodos sucesivos. La ocupación mejor documentada data del período Saita ( 600 a .C.) y está representada por dos grupos de vasijas de cerámica de grandes dimensiones. Es posible que las estructuras de adobe halladas en esta área, bastante destruidas, daten de esta misma época.

Al final de esta campaña, hallamos una estructura rectangular de adobe de muy tosca construcción. Se trata de un enterramiento muy modesto. La momia fue hallada bastante dañada y la cerámica asociada rota en fragmentos, aunque casi completa. Todo parece indicar que data de época Ramésida.

Hacia el lado oriental de la tumba de Hery, y excavado a un nivel ligeramente más alto, hay otra tumba que se conecta con la de Hery por el interior. Ya en la segunda campaña habíamos despejado su entrada y habíamos hallado algunos adobes con la impronta del nombre Nebamun, y pensamos que era una evidencia sólida para argumentar que él era el propietario de la tumba. Sin embargo, cuando excavamos su patio en esta campaña, descubrimos dos jambas con el nombre de Baki en ellas. Ahora estamos seguros que Baki hizo uso de esta tumba. Por el contrario, tenemos dudas sobre la relación de Nebamun con la tumba, ya que sus adobes han sido reutilizados en varios muros de adobes levantados en el área.

OTROS TRABAJOS REALIZADOS

Con la finalidad de proteger el yacimiento, estamos construyendo un muro de piedra alrededor del área. Uno de los objetivos de esta campaña era cerrar el agujero de la ladera de la montaña por el que caían escombros al interior de la capilla de la tumba de Djehuty. Tratar de taponar el agujero desde el interior conllevaba demasiados riesgos, por lo que se decidió seguir el agujero hecho por los ladrones y alcanzar el techo de Djehuty desde arriba. Al final de la campaña lo conseguimos, de manera que el año próximo podremos comenzar a despejar los escombros que llenan la capilla. Nuestros dos arquitectos llevaron a cabo todo este trabajo, siendo también los responsables de la topografía del yacimiento y del dibujo de los diferentes planos.

La restauración y conservación juega un importante papel en el proyecto. Nuestra restauradora ha estado asistida por Ahmed Baghdady Yousef, asignado al proyecto por el Servicio de Antigüedades. Esta es su segunda campaña con nosotros. Su trabajo ha estado centrado en la limpieza, consolidación y conservación de objetos frágiles hallados durante la excavación (lino, madera, estuco, etc.) , así como de las paredes del vestíbulo de Djehuty. Para ello se ha empleado principalmente Paraloid B72 diluido con acetona , y para las grietas de las paredes del vestíbulo se usó mortero de cal.

Hemos fotografiado todos los objetos hallados durante la excavación. También se han tomado fotos de las paredes del interior de las tumbas, de manera que podamos continuar en España con el trabajo epigráfico ya iniciado en la campaña pasada. Para la epigrafía empleamos fotografía digital y un programa de dibujo vectorial (FreeHand 10).